Vistas a la página totales

martes, 30 de junio de 2015

Todos bendecimos una y la misma copa en la cena del Señor.


Las iglesias de Cristo que perseveran fieles en la doctrina del Señor mostrada en el Nuevo Testamento, participamos de la cena del Señor el primer día de la semana. Cuando hacemos esto, todos los cristianos reunidos ese mismo día, aunque lo hacemos en diferentes horarios y lugares, todos bendecimos una y la misma copa al participar de la cena del Señor. Sí, usted leyó correctamente. Todos bendecimos, y así, bebemos, una y la misma copa al participar de la cena del Señor.

Hermanos equivocados que contienden porque cada iglesia de Cristo use un solo recipiente para beber el fruto de la vid al participar de la cena del Señor, no entienden que, la Biblia, no enseña que cada iglesia local debe usar un solo recipiente en la cena del Señor, sino que todos beban y bendigan una y la misma copa, exactamente como lo enseña la Biblia. 

Sí, mis estimados hermanos. La Biblia enseña que todos los cristianos fieles, el primer día de la semana, en diferentes congregaciones, horarios y países, todos bebemos y bendecimos "una sola copa" al participar de la cena del Señor. Espero comprendan lo que estoy diciendo. No, no estoy diciendo que cada iglesia tenga un solo recipiente, sino que todos los cristianos, aunque en diferentes congregaciones, al participar de la cena del Señor, todos bebemos una copa. Sí, todos bebemos y bendecimos una copa. Así lo dijo Pablo en 1 Corintios 10:16, que dice:

"La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo?"

Nótese que es "la copa", es decir, una sola copa. Sin embargo, dice que todos la estaban "bendiciendo". La palabra "bendecimos" es plural. ¿Quiénes, dice Pablo, estaban bendiciendo la copa? TODOS, es decir, él y los hermanos en Corinto. Al participar Pablo de la cena del Señor en Éfeso, y al participar los hermanos en Corinto, junto con Pablo estaban dando gracias por "la copa", es decir, por una sola copa. No, el texto no dice que en Éfeso tenían "una copa" y en Corinto "otra copa", sino que todos bendecían una y la misma copa. ¿Cómo es esto posible?

Cuando los cristianos participamos de la cena del Señor, "bendecimos la copa", es decir, damos gracias por lo que ella significa y la resultante participación nuestra en los beneficios de su sacrificio. Bendecir la copa es dar gracias por ella (cfr. Mateo 14:19, "bendijo"; con Juan 6:11, "habiendo dado gracias".). Cuando usted, en la congregación donde es miembro, da gracias por el fruto de la vid, yo también lo hago en la congregación donde soy miembro, y así, todos bendecimos una y la misma copa. Es decir, damos gracias por el fruto de la vid. 

Hermanos equivocados no bendicen una y la misma copa, sino que bendicen "varias copas", cuando cada congregación bendice la copa que tienen para beber el fruto de la vid. Esta práctica no es bíblica. Lo que debe ser bendecido por todos los cristianos en el mundo, a pesar de estar en diferentes congregaciones, como Pablo en Éfeso y los hermanos en Corinto, es bendecir todos "la copa", es decir, dar gracias por el fruto de la vid. Es interesante que hermanos equivocados y que contienden por el uso de "una sola copa", ¡terminen bendiciendo varias copas! 1 Corintios 10:16 contradice semejante práctica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario